En la búsqueda del contacto con el Cosmo y su Jerarquía, logramos la conexión con nuestra escencia, cadena de cuerpos sutiles, reconociendo nuestra evolución y capacidades dimencionales distintas a la de los seres humanos.

Esto sucedió estableciéndose conexiones permanentes en cada sanidad, obteniendo la asertividad en el desarrollo del proceso del entendimiento y del comportamiento Humano.

Esta situación nos genero a nosotros el incursionar en aspectos fuera de lo conocido “Paranormales”, descubriendo durante 16 años de camino constante, experiencia sanadoras, comunicándonos como canales.

Perseverando en el resultado de la información obtenida de una maravillosa Investigación Espiritual, que hasta ahora lo que nos ha permitido entender, cómo en “Los diferentes procesos de desarrollo de Sanidad" se logran los resultados.

El Espíritu, palabra conceptual religiosa que indica nuestra creación con la Energía Divina o Cósmica, esta compuesto de varios seres que “deberían ser conocidos por el hombre”, es decir el espíritu es la configuración de cuerpos energéticos o en otro estado vibratorio, unidos con la Esencia.
 
Existe vida en otros planetas; vida espiritual en cuerpos menos densos que la materia que posee el cuerpo de la raza humana. Es por esta razón que el contacto visual con otras razas cósmicas de distintas dimensiones hasta ahora el ser humano no ha podido realizar. La interpretación que se tiene de seres extraterrestres es errónea, porque no se entiende este vínculo entre la materia del cuerpo físico y la configuración de cuerpos energético diferentes, gobernados por la esencia, única en cada ser humano.
 
La Sanidad Kármica, se practica en cada paciente porque ésta es la informacion que ha circulado por décadas. Karma es en realidad la intervención que ha realizado seres negativos en nuestros ancestros, generando decretos que se transmiten por generación, siendo esta la principal razón que dichos decretos se transformen en patrones generacionales, un ejemplo enfermedades hereditarias, que no son tales sino decretos realizados por brujería.
 
Tiene relación con las vidas pasadas por consiguiente con encarnaciones anteriores a la vida actual, este antecedente para las personas que creen en ello es fundamental para precisar lo que en la vida actual nos genera frustración, dolor y también alguna enfermedad. El Karma es el nombre que se denomina a alguna acción que el ser realizó en una vida anterior siendo el Karma el resultado negativo de dicha acción. Cuando decidimos nacer en un cuerpo humano, por nuestro "Libre Albedrio", ya sabiamos ha que veniamos. 
 
Todo ser creado por la Energía Creadora, encarnado en el Planeta Tierra, tiene una Esencia que lo caracteriza de otro ser espiritual como único frente a   la "Luz”. El Alma es una energía que compone el 50% de la esencia y esta se acopla a la energía de la creación siendo esta la que nos permite la evolución.
 
El alma es la energía que tiene la información de todos nuestros procesos evolutivos o involutivo lo que transcurre vida tras vida humana o Intergaláctica, por consiguiente la sanidad del alma es trascendental para el desarrollo óptimo de cualquier ser humano, en este plano terrestre.
 
En el proceso de desarrollo de la sanidad del cuerpo humano es necesario el entendimiento de quienes somos los seres humanos. Se nos indica desde que nacemos que poseemos un espíritu y un cuerpo físico que crecerá se envejecerá y morirá, sin embargo el entendimiento de quienes somos,  de que estamos compuestos y para que vivimos, por lo general no esta al alcance alguna información que nos de el sentido de nuestra vida humana.
 
Los cuerpos sutiles o energéticos son parte importante de la configuración del espíritu. El espíritu agrupa a siete cuerpos energéticos distintos entre si y diferentes al cuerpo humano, además existe otro cuerpo etérico que se denomina esencia, quien gobierna y administra todos los cuerpos, lo que en suma el espíritu es una composición de ocho cuerpos sutiles.
 
La Sanidad de los cuerpos sutiles, es el camino principal para la sanidad del cuerpo físico, es decir si el espíritu esta dañado, el cuerpo esta enfermo.
 
La psiquis humana es el orden mental basado en el funcionamiento del intelecto, la emoción y la voluntad, que son los tres aspectos básicos de nuestra mente. Para los filósofos griegos, la interpretación de psiquis es lo mismo que espíritu.
 
De lo anterior, nosotros sabemos que nuestros espíritu esta compuesto de paneles energético que actúan en forma separada dentro de la cabeza, lo que significa que la mente, la psiquis, los sentimientos, las emociones, los miedos, entre otros aspectos están situados dimensionalmente en la cabeza e interconectados con el Cosmo y la energía creadora.
 
Estos aspectos cuando no están alineados producen enfermedades mentales, depresión, stress, que posteriormente afectan órganos del cuerpo, como también se dañan los distintos sistemas orgánicos del cuerpo físico.
 
La Sanidad psíquica requiere de ilumminar y restablecer los paneles energéticos dañados, para que el paciente vuelva a la normalidad teniendo actitudes espirituales de luz, que fueron oscurecidas.
 
Existen un sin número de enfermedades que afectan la psiquis del ser humano, nosotros hemos realizado con éxito una intervención espiritual, donde la depresión bipolar se sana, la intervención de cuerpos que estan poseídos son liberados, las penas del alma se sanan, teniendo como foco central la conexión del espíritu con el cuerpo fisico.
 
Nosotros podemos realizar esta indagación de la información álmica lo que produce sanidades emocionales importantes, como también física.
 
El cuerpo humano es una estructura perfecta y que ha estado permanentemente ligado a los procesos del alma, interaccionando con los cuerpos sutiles que componen la cadena espiritual de un ser humano, este proceso es lo que daña el cuerpo físico en forma permanente, es decir la materia es el vehículo del espíritu por ende si el alma esta afectada o dañada el cuerpo reciente este factor dentro del período de tiempo que tenga de vida.
La sanidad del cuerpo es el último proceso que requiere un ser humano, si el espíritu y sus cuerpos sutiles no están sanos no podrá sanarse el cuerpo.
 

Finalmente concluimos, que de la medicina alópata  se practica como un fin no como un medio sanador verdadero, ya que esta medicina no considera el "Espíritu" como parte importante de la Sanidad, por estas razones la ciencia, la medicina no han podido obtener los resultados deseados en la sanidad.

El resultado de la Sanidad dependerá de la actitud y el compromiso espiritual de cada persona que haya solicitado ser atendido.